LA RUTA DEL TÉ: VIAJE A GRASSE, EL PARAÍSO DE LOS TEA BLENDERS

By Victoria Bisogno

“El blending es la herramienta perfecta para expresar sentimientos y conectar personas aunque estén alejadas. Ese despertar de los sentidos acorta distancias y armoniza el baile de las almas.”

La ruta del té me llevó también a Grasse. A menos de una hora en auto de Niza, en el sur de Francia, hay una pequeña ciudad que yo llamo “el paraíso de los tea blenders”. Aunque no se trata de una zona productora de té, para nosotros, los alquimistas del té, Grasse juega un papel importantísimo, ya que el uso de esencias es fundamental para nuestras mezclas de té, y Grasse definitivamente es el lugar a donde encuentras el origen de los aromas y sabores.

El objetivo de mi viaje fue tomar cursos de perfumista para mejorar mi manejo de las esencias y visitar varias fábricas que elaboran sabores y aromas para la industria de los alimentos y para hacer perfumes. Grasse es conocida mundialmente como la “capital internacional del perfume” porque desde la Edad Media la región se especializa en la producción de plantas y flores de las que se extraen esencias comestibles y para su uso en la perfumería.

Las rutas que llevan a Grasse desde el Mediterráneo atraviesan pequeños pueblos medievales en las laderas de las montañas y están rodeadas de flores como lavandas, jazmines, nardos y rosas. Cuando llegué era el comienzo de la primavera, y la zona estaba bañada de un color amarillo luminoso que despedía un aroma meloso y delicado: era el tiempo de la mimosa. ¡Sólo el hecho de recorrer esas rutas es un viaje para los sentidos! Recuerdo mi emoción, luego de dejar el aeropuerto de Niza, al ir recorriendo esos caminos verdes manchados de color oro, rosa, violeta, que entregan ráfagas de perfume de las flores, y aromas a caramelo y fragancias diversas que emanan de las fábricas salpicadas en el camino.

La estancia en Grasse fue mágica. Desayunos inolvidables junto a un ventanal desde el que se veía el valle, té ahumado y “pain au chocolat”. Largas caminatas, visitas a proveedores y sesiones de perfumería de vanguardia; gente particularmente amable, orgullosa de su trabajo y de su tradición perfumista, y la gastronomía local que cerraba días largos de trabajo con increíbles tablas de quesos y vinos.

El aroma siempre ha tenido un rol esencial en las composiciones sensoriales. Hoy nosotros, los tea blenders, los nuevos alquimistas, somos los que las usamos en nuestras mezclas de té para darles espíritu, vida y significado a nuestras creaciones.

Las esencias son los ladrillos fundamentales que utilizamos, junto a los demás ingredientes, para generar el sabor final de un blend de té (Camellia sinensis). Sabiendo cómo se utilizan correctamente las esencias, podremos tener una herramienta poderosa para lograr armonía y profundidad en un tea blend.

Yo, por ejemplo, mezclo diferentes esencias para lograr un aroma determinado para utilizar en cada uno de mis blends aromatizados. De esta forma logro una complejidad mayor en el perfil aromático de mis mezclas de té, y olores únicos, exclusivos, diferentes a todos los blends de la industria.

Como siempre digo, con el conocimiento y el correcto uso de las esencias, podemos generar sensaciones, despertar sentimientos y evocar recuerdos a través de una simple taza de té. Ese es el mayor desafío para los nuevos tea blenders, y la práctica más ligada a lo espiritual: dentro de una profesión en la que estamos permanentemente en contacto con los productos, gracias a las esencias, tenemos una escalera al cielo.

Victoria Bisogno

 

 

MIRA ESTE VIDEO

Recommended Posts

Dejar un comentario