LA RUTA DEL TÉ: VIAJE A CHINA

By Victoria Bisogno

Cuando todavía estaba trabajando como ingeniera para una empresa multinacional, todo el mundo me preguntaba por qué me gustaba tanto el té. Yo les describía los rituales que conocía, los paisajes a los que me transportaba tomando una simple taza de té, y cómo esa ceremonia cotidiana de observar las hebras, calentar el agua, medir la temperatura y esperar el tiempo adecuado, se convertía en el cable a tierra que necesitaba en el medio de la locura del trabajo.

El té en la oficina era mi meditación diaria, mi abrazo fraternal, mi elixir de confort. Así, soñaba con viajar al país que vio nacer esta infusión. Y llegó el día en que armé la valija y me fui a China.

Después de mi experiencia en Londres, ya tenía la certeza de que mi siguiente destino sería China. Para mí era una simple verdad y una necesidad interior. Y ahí fui… emprendí mi aventura en búsqueda del té.

vicky-en-china-3www-elclubdelte-com

Lo más lindo de ese viaje, mi primera experiencia en China, fue ir con pocas expectativas. Investigué y planifiqué mi recorrido de modo de conocer no sólo las plantaciones de té sino también la cultura de la gente. Siempre me atrajo la historia china, sus costumbres, sus leyendas. Por eso visité el campo, las ciudades, los templos y, por supuesto, sitios turísticos como la Gran Muralla. De hecho, esperaba que ése fuera el mayor atractivo, pero no fue así. A pesar de que la muralla china es inconmensurablemente hermosa, así como los templos, los soldados de terracota y los Budas gigantes, encontré mayor belleza en las pequeñas cosas de China: las calles, los contrastes, los olores, las miradas y sonrisas de su gente, las formas de realizar las tareas más simples y los paisajes de ensueños parecidos más a un cuadro que a la realidad… Descubrí qué distintos e iguales somos, comparados a esa extraña cultura.

China es el país de los campos sembrados y las colinas talladas con terrazas de fulgurantes hojas verdes, techos ondulados y lagos espejo. También es el país de las grandes ciudades y de los pueblos antiguos, que parecen sacados de un cuento. Allí el té se encuentra a cada paso, en cada mano, en cada esquina. En las calles se ven grupos de hombres fumando y bebiendo té. Las máquinas expendedoras de bebidas no disponen de gaseosas, sino que ofrecen té. En los restaurantes, tanto en el almuerzo como en la cena, se bebe té. Recuerdo en especial la experiencia de viajar en tren: cada pasajero en su asievicky-en-china-www-elclubdelte-comnto con un termo lleno de hebras, la camarera ofreciendo comida, y para beber, agua caliente para preparar té. Los negocios de artesanos que fabrican teteras, las tiendas de té y las teterías que celebran la ceremonia, cada una con su sello único, hacen que el descubrimiento del té parezca inagotable.

Por supuesto, además de todo este bombardeo de imágenes y sensaciones tan estimulantes, descubrir el abanico de variedades de té disponibles en esas callecitas lleva al límite las expectativas de cualquier amante de la Camellia sinensis, superando toda presunción. Esas callecitas en donde cada negocio, uno al lado del otro, ofrece el mejor té… genera un éxtasis de adrenalina desenfrenado!!! ¿No es acaso este el Disney de los tealovers?

China es un país territorialmente muy grande, con muchas costumbres en torno al té, que cambian en las distintas latitudes. Así, viajando es posible empaparse de las experiencias de la gente del té, de todo ese amor por el té que es heredado, adquirido, y apropiado.

Qué lindo sería el mundo si todo lo que hacemos, por más simple o insignificante que parezca, lo hiciéramos con el cariño y empeño que ponen los fabricantes de té en el fruto de sus manos…

#LaCulturaDelTe

 

 

Recommended Posts
Showing 4 comments
  • Estella F.
    Responder

    Me encantó la historia! Gracias por compartirla. espero algún día poder viajar a las plantaciones de te de China!

  • Victoria Bisogno
    Responder

    Gracias Estella! Seguro que un día vas a ir! Saludos!

  • Marcela Laura Martinez
    Responder

    Qué lindo todo lo que transmitís.

  • Valeria Villa
    Responder

    Hola Victoria! Van a repetir la cata de tes de China que hicieron? Me la perdí y me encantaria participar. Saludos! Vale.

Dejar un comentario