Té matcha: qué es, propiedades, beneficios y cómo se usa

Té matcha: propiedades, beneficios y cómo se usa

El Matcha es un té verde en polvo, famoso en el mundo por sus múltiples beneficios para la salud. Además de beberlo como infusión, hoy en día se lo utiliza también como ingrediente en la pastelería y la coctelería. Sin dudas, un universo para descubrir!

Qué es el Té Matcha

El té Matcha es un té verde de origen chino, aunque muchas personas lo conocen por su relación con la cultura japonesa. Comenzó a beberse en China durante la dinastía Song (960-1279). En ese período, hubo una gran ola de inmigrantes japoneses que viajaban a China a aprender una nueva forma de budismo: el budismo Chan que conocemos hoy como budismo Zen. Esta forma de budismo hace uso de la meditación en sus prácticas rituales y religiosas. Desde hace mucho tiempo los monjes budistas descubrieron que el té ayuda a mantener la mente alerta mientras favorece a la relajación del cuerpo, condiciones ideales para meditar. Es por esto que muchos japoneses viajaron a China a estudiar budismo Zen y llevaron de regreso a Japón la costumbre de tomar té Matcha. Esta costumbre se convirtió luego en un elemento importante de de la ceremonia japonesa del té, Chanoyu.

A diferencia del resto de los tés que se presentan en hebras (en hojas sueltas), el Matcha tiene la particularidad de que sus hojas están molidas en forma de un polvo muy fino. Para consumirlo es necesario batirlo con agua.

té matcha en la ceremonia japonesa del té

Propiedades para la salud del Té Matcha

Las hojas del té tienen compuestos químicos cuyas propiedades pueden actuar sobre nuestro cuerpo y mente. Así como todos los tés verdes, el Matcha es un poderoso antioxidante que genera beneficios importantes en nuestra salud. Pero éste es mucho más efectivo que los demás tipos de té, ya que como sus hojas se presentan en forma de polvo, para beberlo es necesario mezclarlo con agua y de esta manera ingerimos la totalidad de sus componentes, mientras que cuando bebemos un té en hebras, incorporamos a nuestro organismo únicamente los compuestos solubles que pasan a la infusión.

Recordemos que, según la leyenda, Shen Nung, el emperador que descubrió el té en China, identificó el poder del té para despejar la mente y combatir el cansancio: “El té apaga la sed, reduce las ganas de dormir, alegra y aviva el corazón”.

También el monje japonés Eisai Myoan en el año 1211 describió las propiedades saludables del té verde en su libro “Virtudes saludables del té”, en donde asegura: “El té es un elixir para la conservación de la salud cuando se alcanza una edad avanzada, así como un excelente medio para prolongar la vida”.

En los últimos años, numerosos estudios de laboratorio, pruebas en hospitales y universidades han comprobado los beneficios del té verde Matcha:

  • Fortalece el sistema inmunitario y ayuda a reducir el estrés
  • Estimula la mente y relaja el cuerpo
  • Ayuda a prevenir el cáncer, infecciones y las caries
  • Ayuda a mantener sanas las arterias y a controlar la hipertensión
  • Ayuda a bajar los niveles de azúcar en sangre
  • Ayuda a controlar la diabetes y a prevenir la fibrosis hepática
  • Ayuda a prevenir los signos del Alzheimer
  • Debido a su gran contenido de antioxidantes ayuda a eliminar los radicales libres
  • Ayuda a mejorar el aspecto de la piel y de las uñas
  • Ayuda a quemar las grasas y bajar de peso
  • Sacia el hambre y apaga la sed de forma totalmente natural
té matcha en la ceremonia japonesa del té

Cómo se prepara el Té Matcha

Existen dos estilos para preparar el té Matcha: el estilo tradicional, y el estilo moderno.

La forma tradicional de preparación del Matcha es la que se desarrolla en la ceremonia japonesa del té, en la que colocamos el Matcha en un bowl grande llamado chawan al que le agregamos agua caliente y lo emulsionamos con un batidor de bamboo llamado chasen hasta que la mezcla adquiere una consistencia homogénea y se forma una capa de espuma en su superficie.

El estilo más moderno de utilizar el Matcha es simplemente mezclarlo enérgicamente con el agua o incorporarlo en la batidora al momento de hacer un licuado saludable o mezclándolo enérgicamente con agua o jugos en un pote.

té matcha en la pastelería

Otros usos del Té Matcha

En Japón, el té Matcha es usado en muchas recetas de gastronomía: se consumen fideos de Matcha, chocolates con Matcha, pastelitos de Matcha, helados, tortas, sopas y todo tipo de alimentos dulces y salados. Los supermercados tienen secciones completas con todo tipo de alimentos elaborados con Matcha. También en la calle se encuentran máquinas expendedoras de bebidas frías y calientes a donde el Matcha es un gran protagonista. Cadenas internacionales como Starbucks han adaptado ciertos productos al gusto local ofreciendo batidos y lattes de té verde.
En occidente también este té verde en polvo ha ganado un gran protagonismo. Hoy lo podemos ver como ingrediente en smoothies, tortas, flanes, galletitas, helados y muchos otros deliciosos productos.

¿Tiene teína el té verde Matcha?

Antes que nada, es bueno aclarar que la teína es lo mismo que la cafeína: se trata de un alcaloide que tiene la propiedad de poner la mente en alerta y, además, tiene un efecto termogénico que es el que ayuda a quemar las grasas.

¿Y qué pasa con el Matcha? Dado su método específico de cultivo, tiene un poco más de teína que los tés verdes en hebras.

Por otro lado, el Matcha tiene un alto contenido de catequinas, un famoso antioxidante polifenólico que procede de las plantas. Los antioxidantes del té son los encargados de ralentizar el ritmo de absorción de la cafeína. Entonces, aunque el efecto es suave, se nota más lentamente y es más duradero que si lo comparamos con un café.

Contraindicaciones del té Matcha

Si bien sus beneficios para la salud son numerosos, el té Matcha contiene más cafeína que los tés verdes en hojas: se calcula que una ración de Matcha (1 gramo) tiene aproximadamente la misma que un café espresso. Es por eso que, al igual que con el resto de las bebidas, la clave siempre es moderar su consumo.

Para no exceder el consumo de cafeína diario sugerido para adultos, se recomienda no tomar más de cinco gramos diarios de Matcha al día, lo que equivale a unas cinco tazas de té Matcha. Sin embargo, ya con dos o tres tazas al día aseguras incorporar todas sus propiedades para la salud.

Otra de las recomendaciones a tener en cuenta es tratar de limitar su consumo a la primera mitad del día. De esta manera, no sólo se evita que a la noche nos genere excitación (igual que un café), sino que también nos aseguramos de aprovechar al máximo uno de los componentes del Matcha: la L-teanina. Este aminoácido es el que ayuda a mantenernos relajados y el componente clave para el uso del matcha en la meditación.

Recetas con té Matcha

Para comenzar a incorporar el té Matcha en la cocina, lo mejor es dar los primeros pasos con el clásico matcha latte, una bebida generalmente caliente aunque también puede consumirse fría, que cada vez es más elegida para cualquier momento del día, o para acompañar maridajes dulces.

Si bien esta variedad de té se puede añadir fácilmente a todo tipo de preparaciones, desde batidos hasta helados, es en la repostería donde es más utilizada ya que otorga un inconfundible toque a todo tipo de dulces.

A continuación, te comparto dos recetas en las que el té Matcha es el protagonista:

MATCHA LATTE
Vas a necesitar:

  • 1/2 cucharadita de té Matcha en polvo
  • 1 taza de leche
  • 2 cucharadas de agua caliente
  • Opcional: miel o estevia para endulzar

Para comenzar, calienta el agua a 80º. Mientras tanto, coloca la cucharadita de matcha en la taza o en el cuenco en el que vayas a servir el té. Cuando el agua esté caliente, agrégalo poco a poco a la taza y mezcla suavemente hasta que el polvo se disuelva y consigas bastante espuma. Luego, calienta la leche y agrégala lentamente al Matcha. Si quieres, puedes endulzarlo con miel o espolvorearlo con té Matcha.

* PANCAKES DE AVENA Y MATCHA
Vas a necesitar:

  • 2 cucharaditas de té Matcha en polvo
  • 1 huevo y 3 claras
  • 1/3 de taza de copos de avena
  • 1/4 de taza de leche
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Endulzante al gusto

Esta receta es súper práctica ya que se prepara directamente en la batidora: mezcla todos los ingredientes y luego vuelca una porción de la mezcla en una sartén de teflón caliente. Una vez que el pancake tenga agujeros en la mezcla, ya puedes darlo vuelta y cocinarlo durante un minuto más. TIP: puedes servir los pancakes acompañados de frutas, mermelada, yogur o miel.

by Victoria Bisogno

Video: Qué es el Té Matcha

#LaCulturaDelTe

Deja un comentario con tu cuenta facebook: