Científicos, perfumistas y catadores de té

El placer de descubrir y comprender Antes que profesora e incluso presidente de El Club del Té, yo soy una amante del té. Para mí el té tiene un rol fundamental en mi vida diaria, así como también marcó mi pasado con imborrables experiencias y es protagonista de incontables proyectos y sueños para el futuro. [...]

El placer de descubrir y comprender

Antes que profesora e incluso presidente de El Club del Té, yo soy una amante del té. Para mí el té tiene un rol fundamental en mi vida diaria, así como también marcó mi pasado con imborrables experiencias y es protagonista de incontables proyectos y sueños para el futuro.
El té es una experiencia, y como tal, cada uno la vive a su manera. Hay algunos días en que yo prefiero no pensar en nada, simplemente beber un rico té y dejarme llevar. Me relajo, vuelo, vivo. Otros días siento curiosidad y me gusta explorar cada detalle del té que estoy bebiendo, observando las diferencias con otras variedades o cosechas distintas. Es en esos días en que me siento satisfecha de tener una formación científica que me enseñó a cuestionar lo que veo, a investigar lo que descubro y a crear lo que necesito.

Cuando me introduje en el mundo del té yo todavía trabajaba como ingeniera, y tenía mente de ingeniera. Bueno, en realidad uno nunca deja de ser ingeniero. Al momento de buscar información sobre tés que no conocía, me encontraba con descripciones del estilo “este es un té suave y aromático” o “este es un té intenso y delicioso”. Pero esa información no me era suficiente. ¡El té nos ofrece un mundo inmenso para descubrir a través de los sentidos! ¿Por qué nadie expresaba descripciones más técnicas y completas sobre el té? ¿Por qué la ciencia no había incursionado en esta bebida tan rica y milenaria? Es por esto que en 2009 me dediqué a desarrollar la técnica de cata del té que fui transformando con los años para adaptarla a las nuevas necesidades y nuevas visiones de las personas que la utilizan. Me formé como perfumista en Grasse, Francia, investigué las neurociencias y en el año 2010 publiqué la técnica de cata en la primera edición de mi libro “Manual del Sommelier de Té” y en el 2013 la presenté en una conferencia en la World Tea Expo (la Exposición Mundial del Té). Esta metodología tuvo gran aceptación y hoy es utilizada por profesionales del té de todo el mundo.
Es increíble cómo la ciencia, las técnicas de perfumistas y el amor por el té se pueden fusionar tan amablemente para descubrir y apreciar mejor el té.

¿Qué es la cata del té?

La cata es el proceso por el cual percibimos las propiedades organolépticas de un alimento y las describimos. Las propiedades organolépticas son las características físicas que tiene cierto producto y que podemos percibir a través de los sentidos, como por ejemplo la textura, el color o el olor. La cata técnica es una metodología que permite, mediante una serie de pasos determinados, estudiar el té en sus tres fases: la hebra seca (hojas secas o simplemente “té”), la hebra humectada (hojas humectadas o infusión) y el licor (el líquido que obtenemos luego de infusionar las hojas de té). Su objetivo es identificar y describir el perfil sensorial del té, compuesto por las características organolépticas que identificamos e interpretamos a través de los cinco sentidos.

Técnicas de perfumistas en el té

En el curso de catador de té incorporé técnicas de entrenamiento del olfato utilizadas por perfumistas porque es extremadamente importante el conocimiento de los aromas en la cata del té. El sentido del olfato es tan poderoso, que su intervención en la cata del té tiene un gran peso. En la nariz podemos encontrar una gran complejidad aromática a medida que realizamos el análisis sensorial del té. El sentido del olfato tiene la capacidad de detectar un enorme número de olores, mientras que la boca, por ejemplo, tiene la capacidad de detectar un numero determinado de gustos: los cinco gustos básicos. Ni uno más.

El uso de las neurociencias para catar té

Las neurociencias son un conjunto de disciplinas científicas que estudian la estructura, el funcionamiento, la bioquímica, la patología, las interacciones y el desarrollo del sistema nervioso. Existen numerosas investigaciones en esta rama de la ciencia que demuestran cómo nuestro cerebro funciona, cómo aprende, y cómo nuestras conductas pueden modificar el funcionamiento y hasta la fisiología del cerebro. Y dado que las emociones y las sensaciones (como la percepción de olores) están directamente relacionadas con los procesos que ocurren en el cerebro, veremos que, trabajando en nuestra conducta (entrenando la forma en que degustamos el té) podemos mejorar la percepción sensorial.
Como siempre digo, descubrir el origen de cada té representa un viaje emocionante al corazón de la milenaria cultura del té.

¿Qué es el curso de catador de té y por qué usa técnicas de perfumistas?

El curso de catador de té es una especialización para sommelier de té, en la que entrenamos el análisis sensorial para perfeccionar la técnica de cata y agudizar la percepción de los aromas, gustos y demás atributos del té.
En el curso estudiamos la cata del té haciendo uso de técnicas utilizadas en la industria de la perfumería, las neurociencias y las ciencias sensoriales. La práctica se enfoca en el análisis sensorial, estimulando los sentidos para descubrir el té en una forma detallada y profesional. Por primera vez la perfumería y la ciencia se ponen al servicio del té en una capacitación destinada a entrenar el olfato y desarrollar los sentidos para perfeccionar la cata y el disfrute del té. No te lo pierdas, ¡es una experiencia única!

Deja un comentario con tu cuenta facebook: