La ceremonia del Té Marroquí

La ceremonia del té marroquí es un de las más reconocidas y celebradas en occidente, junto a la ceremonia china y japonesa. Es una costumbre que en algunas partes de España ya se hizo parte del paisaje y de las citas obligadas del fin de semana.

 

by Victoria Bisogno

La ceremonia del té marroquí es un de las más reconocidas y celebradas en occidente, junto a la ceremonia china y japonesa. Es una costumbre que en algunas partes de España ya se hizo parte del paisaje y de las citas obligadas del fin de semana. En las teterías de estilo árabe es posible disfrutar de este ritual sin la necesidad de viajar.

CÓMO SE PREPARA EL TÉ MARROQUÍ O EL TÉ MORUNO

El té marroquí o el té moruno es una mezcla de té verde chino (generalmente Gunpowder o Chun Mee), hojas frescas de menta y mucha azúcar. En árabe se llama شاي بالنعناع  – shāy bi l-na`anā` o simplemente, Shay. En las calles suelen verse burros que cargan menta recién cortada, y el azúcar viene comprimida en conos sólidos de unos 20 o 30 cm de alto, que quienes preparan el té rompen con pequeños martillos para separar la cantidad necesaria.

El té marroquí es amargo, ya que lo preparan con agua hirviendo, y a veces hasta hacen hervir las hojas unos minutos sobre el fuego, a modo de decocción. A su vez es una bebida muy dulce, ya que para contrarrestar el amargor generado en la preparación, se agrega una gran cantidad de azúcar.

Pero la estrella del té moruno es la menta. No podemos hacer un buen té marroquí sin un manojo de menta fresca, hierbabuena o peperina.

INGREDIENTES DEL TÉ MARROQUÍ:

Para hacer un típico té marroquí deberás disponer de:

  • Té verde chino en hojas sueltas (gunpowder o chun mee)
  • Hojas frescas de menta (cortarle los tallos más largos)
  • Azúcar blanca en terrones o suelta
  • Agua caliente

UTENSILIOS DE LA CEREMONIA DEL TÉ MARROQUÍ

El té se prepara sobre una bandeja de metal, en teteras también de metal, muchas veces aleaciones de acero inoxidable, otras, teteras de plata en las que se vierte agua hirviendo, o que se colocan directamente sobre el fuego.
Una vez preparado el té en la tetera, se sirve en vasitos de vidrio de colores, que le dan un aspecto muy pintoresco a la ceremonia.

LA CULTURA DEL TÉ EN MARRUECOS

El té en Marruecos es parte de la cultura. Tomar el té allí es una costumbre cotidiana y popular. Todo el mundo toma té en Marruecos, y con un estilo especial, por eso lo llaman “el whisky bereber”. Los bereberes son las personas que habitan el sur de Marruecos y otros países del Magreb, el norte de África, y conforman una de las etnias originarias del lugar. Son gente del desierto y de la montaña. Tienen los ojos de un color verde luminoso que contrasta con su tono tostado de piel.

Té en árabe se dice shāy. Se bebe como signo de amistad y se ofrece como cortesía antes de hacer un negocio o en reuniones sociales. Rechazar una taza de té se considera una falta de respeto y educación. Si vas a Marruecos, no dejes de aceptar los pequeños vasitos de té caliente que te ofrecen en todos los comercios, ya que además de ser un gesto de hospitalidad, es super rico!!!

HISTORIA DEL TÉ EN MARRUECOS

Cuentan que durante los siglos XVII y XVIII comienza a parecer el té en Marruecos de la mano de diplomáticos europeos que llevaban cajas de esta infusión como regalo para el Rey de este país. Pero existe registro de que el té fue introducido de forma comercial por los Ingleses, que hacia mitad del siglo XIX hicieron llegar al puerto de Tánger un cargamento de té verde chino, cuyo destino original eran los países del mar báltico, pero debido a la guerra de Crimea tuvieron que buscar un nuevo puerto. Enseguida los marroquíes se aficionaron a la bebida.

EN QUÉ CONSISTE LA CEREMONIA DEL TÉ MARROQUÍ

La ceremonia del té marroquí es un ritual que se gestó con el correr de los años en este hermoso país del norte de África. Cuando viajé a Marruecos para conocer esta ceremonia me contaron distintas historias acerca de cómo comenzó el ritual.

En las ciudades del sur del país la población bereber aumenta en proporción a la de etnia llegada de Arabia. Los bereberes son conocidos como la “gente del desierto”, porque habitan esa parte del Magreb desde, se cree, miles de años.

Sus casas son construcciones de piedra y barro, y muchas veces están cavadas en la tierra, como cuevas con una única salida al exterior. Como habitan el desierto, muchas veces obtienen el agua para beber de pozos de dudable salubridad. Es así como comenzaron a hervir el agua para hacerla más apta para el consumo. Para darle un sabor más agradable, algunas veces le agregaban hierbas como la menta o la hierbabuena, otras veces le agregaban especias como el cardamomo o la canela, y también, flores de azahar. Con la llegada del té y el azúcar de la mano de los europeos, esta agua caliente con menta se convirtió en té con menta y azúcar.

LA CEREMONIA DEL TÉ EN EL DESIERTO

Cuentan que en el desierto, los grupos de caminantes que dirigían las caravanas comerciales hacia Tombuctú en la ruta transahariana, y hacia otras ciudades costeras y del Levante, descansaban en carpas de tela llamadas jaimas, que permiten protegerse del frío (y de los animales y malos espíritus que habitan las arenas).
En las jaimas se sentaban en círculo al rededor del fuego, contaban historias del desierto y bebían té.

#LaCulturaDelTe

OTRAS FORMAS DE PREPARAR EL TÉ TIPO ÁRABE

En algunos rincones del Magreb y del Levante, existen variaciones en la preparación del té y en su servicio. En Túnez, por ejemplo, además de la menta, agregan unos cuantos piñones que le dan un sabor muy especial. En Turquía se bebe té negro con manzana o simplemente infusión de manzana mientras que en Egipto gustan mucho de la infusión de hibiscus (Karkadé o Karkaday). En los pueblos más cercanos al mediterráneo se usa agrega un pequeño chorro de agua de azahar o agua de rosas, logrando un aroma embriagante…

Si todavía no lo probaste, vente al Club que te acompañamos a descubrirlo!

 

Deja un comentario con tu cuenta facebook: