Los tipos de té

Tipos de Té

Aunque en ciertas regiones está muy incorporado en el lenguaje cotidiano hacer referencia a distintas infusiones como té -oímos decir “convídame un té de menta”, “un té de manzanilla”, “un té de boldo”, etcétera- debemos saber que éstos no son rigurosamente tés, sino infusiones de distintas hierbas o “tisanas”.

El té propiamente dicho, proviene de una planta originaria de China, llamada Camellia sinensis.

Históricamente, los principales países productores de té han sido China, Japón, India, Sri Lanka, Kenia y Turquía, pero día a día más y más países producen distintos tipos de té alrededor del mundo. También Argentina produce té, que dedica mayormente al té helado y saquitos, y en menor proporción a la producción de té en hebras. Las variedades de té negro y verde son las más importantes en este país.

Cada país productor elabora distintas clases de té aplicando diferentes procesos a las hojas de la Camellia sinensis. Es así que llegan a nuestras manos cientos de tés de diverso origen y características organolépticas (los atributos que apreciamos a través de los sentidos).

Hablemos de colores…

Todos oímos hablar alguna vez del té rojo, del té blanco, verde… pero ¿qué diferencia hay entre todos estos tipos de té? Todos ellos provienen de la misma planta del té, pero su diferencia radica en los proceso que sufren sus hojas dentro de la fábrica.

Los principales colores (tipos) de té son:

  • Blanco
  • Verde
  • Amarillo o dorado
  • Azul también llamado Oolong
  • Rojo (conocido en occidente como té negro)
  • Dark tea (que incluye el puerh)

La misma planta, distintos procesos…

Todos los tipos de té se diferencian en cuanto a la forma de las hojas, al color de las hebras (en el té en hebras) y del licor, al aroma, al cuerpo y astringencia en la boca, entre otros atributos. El té blanco es el menos procesado de todos. El té negro está completamente oxidado, el verde no lo está, el azul está parcialmente oxidado y el Dark Tea como el puerh sufre un proceso de fermentación. Pero todos, debemos recordar, provienen de la misma planta del té: la Camellia sinensis.

El mundo del té ofrece un abanico de colores para disfrutar con la vista, el tacto, el oído, el olfato y el gusto….quién dijo que los colores sólo se pueden ver?

Mira este video para saber más:

#LaCulturaDelTe

 

Fuente: “Manual del Sommelier de Té” de Victoria Bisogno y Jane Pettigrew.
Del Nuevo Extremo (2014)

Deja un comentario con tu cuenta facebook: