Yin Zhen Silver Needles

Si hablamos de los tés más sutiles y delicados indefectiblemente pensamos en el Silver Needles. Conoce más sobre una de las estrellas del té blanco en esta nota.

 

TIPO DE TE:
Blanco

ORIGEN:
Fujián, China

CANTIDAD DE HEBRAS POR TAZA:
1 cucharita

HORA DEL DIA:
media tarde o después de cenar

CONSUMO:
Caliente o frío

AGREGADOS:
sin agregados

TEMPERATURA DEL AGUA:
75º – 85ºC

TIEMPO DE INFUSION:
3 a 5 minutos

REINFUSIONES:
2 o 3

Historia

Cuenta la leyenda del té Yin Zhen Silver Needles, que una familia de productores de té de Fujián se encontraba en deuda con un mercenario que los había protegido durante un fuerte conflicto regional. El mercenario, por su desempeño, reclamaba una gran suma de dinero que la familia no lograba reunir. Al cabo de un tiempo, el hombre muy enojado, intima al padre de familia diciéndole que en caso de no saldar el total su deuda en el plazo de un año, tomaría a su única hija para convertirla en su esposa. La familia se encontraba desbastada con la amenaza y no hallaba forma alguna de evitar el trágico final. Hasta que un día, el padre y la madre de la niña tuvieron el mismo sueño. En este sueño una paloma les contaba que a la mañana siguiente encontrarían a una pareja de palomas reales a las cuales debían seguir hasta encontrar un bosque escondido con árboles de té muy especiales. De estos árboles debían cosechar sólo los brotes de las hojas para producir un té tan magnífico que al venderlo, recaudarían el dinero suficiente para terminar con su problema. A la mañana siguiente, tal como anunciaba la premonición, encontraron dos aves en la entrada, decidieron seguirlas y cumplir al pié de la letra con todas las indicaciones. Descubrieron así el tan preciado té blanco Silver Needles y lograron al fin salvar a su hija del indeseable destino.

Perfil sensorial

De los tés blancos, el Silver Needles es sin duda uno de los más especiales, tanto por la particularidad de sus hojas (conformado sólo por los brotes de la planta y de color plateado) como por su aroma dulce y floral. Se trata de un té muy liviano y redondo en boca, con un delicado sabor dulce en el que predominan las notas a jarabe, vegetales cocidos, pan tostado, vainilla y rosas. La textura de este té es media y no se siente casi nada de astringencia.

Recomendación:

Es un té ideal para beber durante la tarde, en una pausa del trabajo o entre amigos. Tiene un alto contenido de antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres y causan un efecto “antiage” (antiedad), es por eso es conocido como el “té de la belleza”.

Maridaje:

Los tés blancos, y en especial el Yin zhen, son tan delicados que resulta difícil encontrarle un buen compañero para maridar. Es por eso que recomendamos beberlo solo o con una pastelería muy suave en sabor, como puede ser una tarta de ricota. ¿Qué estas esperando para degustarlo?

Te invitamos a descubrir más sobre este té en la cata de té blanco.

#LaCulturaDelTe

 

Deja un comentario con tu cuenta facebook: